Abel Iglesias (2022)

Abel Iglesias, "This is part of something else", 2022.

¿Algo más? Una máquina. ¿Qué máquina? Un conjunto de links: hipertexto. Una máquina en constante revisión de su operaísmo y redefinición de sus funciones. Máquina de guerra, máquina de performatividad, máquina de afectos y máquina de ralentización. Abel Iglesias ensambla, nombra y deconstruye su producción, basando esta en un conjunto de piezas o nodos significantes. Deriva, imaginario urbano, disparos, estéticas cute y música bakala. This is part of something else es el resultado de la formalización de este artefacto en expansión. Las siguientes obras, realizadas entre 2018 y 2022, deben comprenderse como engranajes de esta máquina, que continúan y se adhieren a este entramado. Una suerte de exploración formal y ampliación conceptual, donde las conclusiones previamente abordadas están constantemente puestas en discusión.

This is part of something else es la red de links tejidos por Iglesias a lo largo de su producción, asumiendo un concepto de creación artística hipertextual, en el que cada pieza interactúa formal o conceptualmente con el resto, haciendo funcionar ese “algo más”. La obra de Iglesias ha desarrollado en los últimos años un cambio en sus formas de hacer, transformando una obra de gran tamaño, hiper visual y performática a recorrer, que adquiere una mayor significación en su descontextualización y se relaciona directamente con su práctica en el contexto urbano, en un proceso reflexivo lleno de referencias a la cultura popular, música synth-pop y maquinera, dibujos naif y técnicas chop and screw. Las referencias al graffiti se convierten en metáforas, una suerte de ojo voyeur seleccionador que relaciona las imágenes que extrae de sus recorridos, relacionándolos con procesos de reflexión y dialécticas visuales.

Esta primera parte del trabajo de Iglesias se caracteriza también por un componente formal espectacular, donde la consciencia sobre la elección, tamaño y peso del material influencian directamente la obra. Enter the Gap, Neogarabato y The Cube forman parte de una misma serie en la que la experiencia de la obra se genera en su hallazgo o recorrido en un espacio descontextualizado, como una estación provisional del metro de Valencia en estado de construcción. Un acercamiento a gran escala hacia una continuidad, en el caso de Enter the Gap y Neogarabato, de las prácticas performáticas adquiridas mediante el graffiti.

Las siguientes piezas corresponden al desarrollo teórico de Iglesias, compuesto por No home, Hello Sad World, Lelo Boy, No home 2, Todays Kids y Cop Killer. Estas siguen un diálogo conceptual, en el que interfieren lecturas y posicionamientos, a veces contrarios, a los conceptos de hogar y fantasma (haunted) y los procesos de subjetivación, en relación con imágenes populares de los años 90. Una suerte de nueva narrativa generacional.

Esta máquina no es funcional, es un compuesto de nodos ralentizados, procesos acelerados modulados y notas sostenidas que se entrelazan. Iglesias plantea y altera un hilo musical sobre un imaginario cute, hilos que convergen y se fusionan. Una suerte de bricolaje deleuziano, donde estudia las redes de relaciones, procesos e interconexiones entre los fenómenos dentro de los que él mismo se sitúa. No home 2 recoge el escenario cotidiano impracticable de No Home, para generar un giro crítico ante un estado precario, asumiendo la fragilidad contemporánea y esbozando diferentes definiciones del concepto de libertad, a partir de la interpretación musical bajo un mix de Chirie Vegas, Pont Aeri, Gigi D’Agostino y Los Chichos en una instalación fantasmagóricamente alegre. Uno de los recursos fundamentales para comprender la obra de Iglesias es la conexión lingüística que genera mediante el uso de citas, este sistema dialoga entre engranajes, dentro y fuera de la pieza: Chirie Vegas, John Maus, Molly Nilsson, Sailor Moon, pistolas, disparos, tags, coches, velocidad, Puzzle, música máquina, escenarios de bailes loopeados para futuros perdidos. Expresiones grotescas e irreverencias, antítesis y juegos visuales multimediales, Todays Kids enlaza la desesperación del chop and screw de Bloques en No home 2 y el “fuck you” de Lelo Boy cita a Hello Sad World, un filtro de realidad aumentada donde una pistola dispara diferentes propuestas pictóricas de Iglesias.

Iglesias pone a funcionar su máquina de desterritorialización por medio de la sátira y la ironía. Condenado a vivir en una representación de la nostalgia, da vida al recuerdo. Los bafles de un coche en el parking de una discoteca a las 8 de la mañana. Un recuerdo que ha roto relación entre la historia y la memoría. Engranajes que forman engranajes.